El Blog de Pompeia Life - ¿Hemo qué...?

¿Hemo qué...?

En los tiempos que corren, cada vez es más común que se aborden y se traten con normalidad temas que hace relativamente poco eran considerados tabú. Aún así, existen todavía muchos otros de los que inexplicablemente se habla en voz baja y con vergüenza - en el mejor de los casos -, y que muchas personas optan por sufrir en silencio.

Si hablamos de salud, dos de los tabúes por excelencia son las hemorroides y las fisuras.

Si tenemos en cuenta las cifras, ambas patologías deberían ser temas de conversación mucho más naturales: Según los expertos, el 75% de la población sufre alguna patología ano-rectal a lo largo de su vida y casi el 85% de las embarazadas las sufren durante y después del embarazo. 

Las Hemorroides

Hay algo sobre las hemorroides que debemos aclarar desde el principio: TODOS tenemos hemorroides.

Y es que las hemorroides no son más que plexos o almohadillas de tejido submucoso que contienen las vénulas y arteriolas del conducto anal.


Es cuando hay dilataciones varicosas de las venas hemorroidales y las conocidas molestias que comportan (picor, dolor, sangrado de la región anal, etc.) cuando se habla de enfermedad hemorroidal.

¿Las causas? Fundamentalmente someter la zona a presión, ya sea debido a estreñimiento crónico o cuando se ejerce mucha fuerza al defecar. También el sobrepreso, el embarazo, el sedentarismo (pasar mucho tiempo sentado), pasar demasiado tiempo de pie o predisposición hereditaria.

Las Fisuras

Respecto a las fisuras, se trata de desgarros de la mucosa (tejido delgado y húmedo) de la zona anal cuyo síntoma más común es un dolor agudo, cortante cual cuchillo, asociado con el paso de las heces y que persiste desde minutos hasta horas tras la deposición. Además suele haber sangrado y picor.

 

¿Qué las causa? La mayoría de veces el estreñimiento crónico, pero cualquier situación que pueda exponer a la mucosa anal a un traumatismo (paso de heces muy sólidas, diarreas muy líquidas e irritantes, tratamientos quimioterapéuticos, otras alteraciones anales previas como hemorroides, etc.) puede influir en la aparición de una fisura anal.

 

¿Qué hacer?

A pesar de las molestias e incomodidades que provocan, generalmente no se trata de patologías graves ya que afortunadamente tan sólo un 10% de quienes las sufren requerirán algún tipo de intervención. De hecho, podríamos decir que son trastornos tan generalizados y habituales  que en muchos casos pueden ser tratados sin demasiadas complicaciones.

 

¿Cómo? Al primer síntoma (generalmente picor), aplicar un poco de Olevm di Pompeia Piel & Mucosas Anal y Perineal, ya sea con los dedos o impregnando un poco de algodón e introduciéndolo en el ano (ideal para antes de ir a dormir). De éste modo se consigue un rápido y necesario alivio de los síntomas.

 

Esto se debe a la estudiada composición de Olevm di Pompeia Piel & Mucosas Anal y Perineal que incluye, entre otros: Hamamelis (antiinflamatorio, astringente), Castaño de Indias (tónico venoso, antiinflamatorio, astringente), Tea Tree Oil (germicida, sedante), Caléndula (calmante, antiirritante).


Aplicar cuantas veces sea necesario hasta que la zona se recupere, especialmente antes (para lubricar y proteger durante el paso de las heces) y después (para calmar y evitar infecciones) de las deposiciones.

 

Además, será necesario:

  • Mantener una higiene adecuada
  • Combatir el estreñimiento con una dieta rica en fibras (fruta, verdura, cereales, nueces, etc.)
  • Beber 2 litros de agua al día
  • Caminar o hacer ejercicio a diario (favorece el tránsito intestinal)
  • Evitar el consumo de alcohol, café y platos picantes
  • No abusar de laxantes

Una vez recuperada la normalidad, se recomienda el uso preventivo (1 o 2 veces por semana) de Olevm di Pompeia Piel & Mucosas Anal y Perineal para mantener la mucosa hidratada y flexible.

 

Olevm di Pompeia Piel & Mucosas Anal y Perineal puede ser utilizado por embarazadas (suelen padecer hemorroides) y también en bebés (suelen padecer fisuras).

 

 ¡Te sentarás bien!

 

Muy importante: Cuando el dolor o sangrado no remiten, podría indicar que se trata de un caso agudo que requiera atención médica inmediata.

0 comentarios

El Blog de Pompeia Life - ¡Estamos de estreno!

¡Estamos de estreno!

Hoy viernes 25 de noviembre, coincidiendo con el Black Friday estrenamos nuestra tienda online.

Y para celebrarlo, ¿qué mejor que una irresistible oferta?

Haz click en la imagen y descubre Lo que toda mujer necesita...

1 comentarios

El Blog de Pompeia Life - 16ª Campaña de prevención y salud íntima

16ª Campaña de prevención y salud íntima

Con motivo de la llegada del verano, en Pompeia Life volvemos otro año más con la Campaña de Prevención y Salud Íntima. Con éste, son ya 16 años esforzándonos por difundir la Cultura de la higiene íntima y lograr así una mejor calidad de vida para todas las mujeres.

cartel_16capaña

Hongos y cistitis: ¡que no te estropeen las vacaciones!

¡Por fin han llegado el verano y el calor! Y con ellos, llega el tiempo de playa y piscina, de hacer todas las actividades que nos apasionan, cambiar nuestros hábitos, ropa y alimentación.

Todo ello hace que exista una mayor propensión a sufrir molestias en la zona íntima.

Los hongos vaginales

Los hongos en la zona de la vagina y genitales externos (micosis vaginal), pueden llegar a causar síntomas desagradables sin llegar a ser generalmente una infección grave en personas sanas.

 

La micosis vaginal más frecuente es la producida por las cándidas  (siendo la más común la cándida albicans). Normalmente estos hongos habitan en la vagina junto a otros microorganismos y se encuentran en equilibrio formando la flora vaginal habitual sin causar daño alguno y evitando la invasión de microorganismos que sí que podrían generar infección.

 

Los hongos adoran la humedad y el calor, y por tanto, cualquier ambiente de estas características favorecerá su sobrecrecimiento por encima del resto de microorganismos de la flora bacteriana, lo que puede generar candidiasis.

La Cistitis

Se estima que un 60% de las mujeres sufrirá cistitis (infección de las vías bajas: vejiga y uretra) a lo largo de su vida y la mitad de éstas se producen precisamente ahora, en verano. Además, la cistitis es la segunda infección más prevalente entre las mujeres españolas.

 

La bacteria E. Coli es la responsable del 75% de los casos de infecciones de orina. Lo que hace es unirse a la pared de la vejiga a través de unos pelos o filamentos y esa unión es la que produce una serie de toxinas, responsables de la sintomatología clásica de la cistitis: picor, dolor al orinar, escozor…

  • Durante el verano, los factores que facilitan el desarrollo de cistitis son:
  • Exceso de humedad en la zona íntima
  • Uso de jabones inapropiados
  • Aumento de las relaciones sexuales
  • El agua de las piscinas.

Todos ellos alteran la flora vaginal y sus mecanismos de defensa, haciendo que en esta época del año se multipliquen estas afecciones.

Porque prevenir es mejor que curar

Sonará a típico tópico, pero la verdad es que lo más efectivo para evitar la aparición de éstas y otras molestias en la zona íntima es emprender acciones preventivas como las siguientes:

  • Mantén la zona íntima limpia y seca.
  • Lávate con un jabón específico para la zona íntima como Fiore di Pompeia, que contiene 8 extractos vegetales y un pH adecuado para la zona vulvar.
    o Hazlo desde delante para atrás, así evitarás traspasar gérmenes desde la zona anal.
    Por norma general, con una vez al día es suficiente (abusar de la higiene íntima podría provocar la desaparición  de los microorganismos beneficiosos, lo que favorecería el crecimiento de los patógenos).
  • Utiliza Olevm íntimo di Pompeia después de lavarte, antes y después de ir a playas y piscinas y en tus relaciones sexuales para mantener tu zona íntima sana y protegida. Además disfrutarás de su suave tacto y sensual aroma.
  • Usa ropa interior de tejidos naturales como el algodón, ayudará a que la zona pueda transpirar, evitando que la humedad se acumule. Y en medida de lo posible, evita la ropa ajustada.
  • Cuando vayas a la playa o a la piscina, es conveniente que no permanezcas con el bikini mojado. ¡Sécate rápido con la toalla!
  • Evita baños muy calientes y prolongados.
  • No abuses de antibióticos.
  • Ve al baño antes y después de mantener relaciones sexuales: La actividad sexual incrementa hasta cuarenta veces el riesgo de desarrollar infecciones urinarias (cistitis).
  • Mantén unos hábitos de vida saludables:
    o Minimiza el consumo de azúcar blanco y bollería industrial (los azúcares son el alimento principal de los hongos), bebidas alcohólicas (disminuyen las defensas del cuerpo) y quesos curados (tienen un alto contenido en levaduras).
    o Apuesta por el consumo de vegetales frescos y germinados, ajo y alimentos probióticos.
  • Bebe como mínimo 2 litros de agua al día: además de hidratarte, favorecerás la limpieza de las vías urinarias.

Nunca es tarde...

¡Si la solución es buena!

Si a pesar de seguir los consejos que hemos indicado más arriba los hongos o la cistitis se han adueñado de tu zona íntima, ¡no desesperes!

  1. Visita a tu ginecólogo para descartar otras enfermedades que puedan tener una sintomatología similar. 
  2. Utiliza Olevm íntimo di Pompeia varias veces al día. Su fórmula especialmente pensada para el cuidado de la zona íntima femenina ayudará a calmar los síntomas (picor, irritación y comezón) y contribuirá a que recuperes la normalidad cuanto antes.
  3. Recuerda utilizar un jabón adecuado para lavados íntimos ¡no vale cualquiera! Fiore di Pompeia respeta el pH de la zona íntima y gracias a sus 8 extractos vegetales protege e hidrata la mucosa vulvar.

 

 

Es importante que cuando se presenten síntomas que hagan sospechar una micosis o cistitis, se visite al especialista para realizar el diagnóstico definitivo, ya que existen otras enfermedades que pueden mostrar síntomas parecidos y deben ser descartadas.

2 comentarios


Descubre nuestros productos

Olevm íntimo di Pompeia
Fiore di Pompeia
Olevm di Pompeia Piel y Mucosas
Olevm Derma di Pompeia Regenerador y Vitalizante
Pompeia Derm Crema Dermatológica